ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_ABRIL_13_Domingo
Diario: CORREO
Pág. 02 Locales

AMPLIAR IMAGEN

LA DEMOCRACIA EN LA UNP

La democracia de la Universidad Nacional de Piura necesita ayuda. No es la democracia que se deja ver, es la que se oculta, la que se mueve detrás de las cortinas. No es la democracia que se ufanan en mostrar, de las campañas de los “grupos políticos” universitarios (las NASAS y cosas parecidas), la de las elecciones, afiches y pancartas. No de eso no. Es la democracia del reparto del poder la que les está haciendo daño al claustro universitario. Del reparto y de la repartija la del tercio estudiantil que alberga a los estudiantes profesionales eternos, esos que reciben cheques mensuales por permanecer callados, los que administran ventajas y privilegios.


Ese tipo de democracia se convierte en la existencia de estamentos docentes, administrativos y alumnos que en vez de fiscalizarse entre sí, se asocian hasta la complicidad por una razón bastante simple mantenerse en el poder para seguir gozando de las ventajas. Cuando la democracia cae en estas circunstancias o eres de los nuestros o estás jodido, postergado, echado a un lado fuera del círculo del poder, la corrupción toma posesión de la institución y a partir de entonces, todo tiene precio: pasar de curso, obtener una vacante o conseguir comercializar los resultados de los exámenes de ingreso por ejemplo. Si se tratara de una institución privada, allá ellos, pero estamos hablando de una universidad que existe con los recursos del Estado, es decir que todos los piuranos mantenemos con nuestros impuestos. Y que naturalmente si a cada piurano nos preguntaran si estamos dispuestos a aportar nuestra contribución para que unos cuantos sinvergüenzas se den la buena vida, seguro que vamos a responder negativamente.


Lo que acaba de ocurrir en el examen del IDEPUNP no es más que una perla de un largo collar que de vez en cuando evidencia un proceso de descomposición interna en dicha organización. De manera que si las propias autoridades, docentes, funcionarios y alumnos no están en condiciones de curarse en salud no va a pasar mucho tiempo en que la comunidad piurana va a reclamar una intervención y reorganización que le devuelva a la UNP la salud moral que ahora le deprime. Existen claros indicios que las decisiones en la UNP la toma una camarilla mafiosa una argolla que no solo comercializa exámenes y títulos sino también la proliferación de obras de infraestructura (cemento y más cemento), vía algunos personajes ligados a colegios profesionales. De allí también el interés notorio de acercar al claustro como docentes, a magistrados (PJ y MP), con la esperanza de salir bien librados en procesos por ilícitos que en cualquier momento pueden reventar. ¿Quieren un buen consejo? Hagan el esfuerzo por desinfectarse ustedes mismos. Están practicando pésimamente la democracia interna.

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL