ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_ABRIL_19_Sábado
Diario: CORREO
Pág. 02 Política

AMPLIAR IMAGEN

Breve radiografía de las mafias en la UNP

Una Raya Más al Tigre
Billy Crisanto Seminario.
(marginal_billy673@hotmail.com)

Hace aproximadamente diez años escribí por primera vez sobre la UNP. A raíz de la escalada de corrupción, durante el rectorado de Freddy Aponte, comparaba la estructura de gobierno de este casa de estudios con la de un Estado. Hoy agregaría de un Estado bananero, por el incremento de mafias y negociados que han capturado el poder.

El escándalo de la venta de exámenes en el Idepunp no es nuevo, y es apenas la punta del iceberg de las felonías de algunos de sus gobernantes. Veamos. Junto al Rector y su poder bajo la sombra, son los órganos de gobierno quienes manejan la UNP a su antojo. Hablo de Consejos de Facultad, Consejo Universitario y Asamblea Universitaria.

De esos órganos, un tercio de estudiantes están integrados por estudiantes que llegan a esos cargos a través de elecciones masivas. El sistema debería funcionar, sin embargo la existencia de cúpulas, tanto a nivel de docentes, como de estudiantes (los llamados alumnos eternos), lo han contaminado impidiendo elegir a los mejores.

Precisamente uno de los órganos claves es el encargado de los comicios. ¿Recuerdan a Portillo, el ex jefe de la ONPE que avaló la elección de Fujimori? De manera similar, casi siempre, el presidente del Comité Electoral de la UNP es colocado allí para favorecer al grupo oficialista, léase rector y sus aliados, lo que hoy es NASA en el estamento estudiantil.

Este y otros movimientos políticos universitarios deberían surgir de la diversidad ideológica o académica del alumnado, pero en la práctica no es así.

La razón de lo anterior es que el tercio estudiantil inclina la balanza primero en las elecciones del rector, de los decanos y demás autoridades, y segundo en la designación de los cargos más apetecidos por docentes y alumnos. Tradicionalmente dos o tres grupos se turnan en el poder. Cada uno de ellos patrocina -la palabra es suave- a un movimiento estudiantil y, de resultar ganador, el caso actual de NASA, se establece una relación de mutuos “favores” y complicidades donde corre mucho dinero y que decide la repartija de directorios, plazas, dietas y comisiones para “agradecer el apoyo” brindado. Resultado: una estructura mafiosa, que cada tres o cinco años, simplemente cambia de manos.

Sería injusto terminar estas líneas sin enfatizar las excepciones del caso. Como en la viña del Señor, también existen los buenos pero son pocos. Catedráticos honestos, competentes, laboriosos, pero al no “alinearse” con el sector que gobierna, no alcanzan ni las migajas de la torta.

Algunos lo asumen como una realidad y se dedican en alma y cuerpo a formar futuros profesionales. Dentro de la UNP son conocidos y respetados. Los otros ya han perdido la vergüenza. Académicamente se petrifican, moralmente se tumefactan y sus escándalos indignan a la población y, lo que es peor, desprestigian a la más antigua casa de estudios superiores de Piura.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL