ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_ABRIL_21_Lunes
Diario: EL TIEMPO
Pág. ZZ
 

AMPLIAR IMAGEN

REFORMAR LA UNIVERSIDAD PERUANA PARA UN NUEVO PAÍS

Por: Henry Córdova Bran

La universidad pública en el país se debate en una crisis general, que no sólo tiene que ver ya con niveles académicos bajos (de los últimos en el mundo) o los insuficientes recursos que se destinan al sector, generando una ausencia absoluta de la investigación científica y cultural. Esta crisis tiene que ver con el sistema mismo de la universidad, con la política de gobierno frente a ella y con una verdadera participación democrática en sus órganos de gobierno.

En los últimos días la Universidad Nacional de Piura se convirtió en la primera plana de los principales medios: denuncias de corrupción, indicios del funcionamiento de una mafia organizada que involucra a las principales autoridades universitarias así como a los principales líderes de los grupos estudiantiles.

Sin embargo, ¿Qué han dicho las autoridades regionales sobre la universidad? ¿Qué han dicho las autoridades universitarias que no han deslindado claramente su vinculación con la corrupción que se advierte al interior de la UNP, más allá de entregar -denuncia de coacción de por medio- a dos estudiantes que al parecer son el sacrificio para lavar el pecado? ¿Qué han dicho incluso los docentes (debería decir los catedráticos pero uno no advierte verdadera cátedra en la universidad) sobre el escándalo y sobre la necesidad de buscar cambios profundos y reales en el sistema universitario?

Tal como ha pasado históricamente en el registro de la universidad en el mundo, es el movimiento estudiantil el que ha salido a denunciar y a exigir una limpieza moral y política, indignado y cansado de que se siga manejando de manera corrupta e ineficiente las casas superiores de estudio. Los y las estudiantes que se pronuncian, protestan y reclaman para que se haga algo que mejore el sistema universitario son los hijos (as) de la mayoría de personas que habitan en la región y que por supuesto hacen grandes esfuerzos por enviarlos a seguir una carrera profesional.

Entonces cuando el movimiento estudiantil se hace oír mediante medidas como las registradas ayer durante un plantón realizado por un colectivo de grupos políticos, culturales y literarios que han conformado una coordinadora de izquierda universitaria la ciudadanía de Piura no puede sino reconocer y apoyar al movimiento estudiantil y a estos actos simbólicos como el lavado de bandera, expresión de renovación y cambio de algo que está manchado y hay que limpiar de manera total.

Los y las jóvenes organizados en esta coordinadora (vistos con suspicacia por declararse de izquierda lo cual no es un delito sino una opción de ideas legítimas a pesar de lo que las medidas represivas del gobierno quieran hacer creer) han establecido claramente que el escándalo de la mafia de venta de claves en los procesos de admisión, no sólo debe generar una investigación total “caiga quien caiga” sino que debe reiniciar el debate sobre la II Reforma Universitaria en el país, lo cual es ya un paso importante.

La Reforma Universitaria es el tema de fondo real que se debe discutir como resultado de esta crisis moral de la universidad. Si bien es cierto el movimiento estudiantil no está organizado, y carece al mismo tiempo de una conciencia mayoritaria de todos los estudiantes, este contexto es una plataforma ideal para centrar el debate en la Reforma. En este debate las agrupaciones de izquierda, como las que están representadas en esta coordinadora, las que tienen vinculaciones al partido aprista como parece ser el caso del grupo GRAU y las otras agrupaciones, no sólo políticas sino culturales, docentes, administrativas, etc. Deben sentarse a discutir el mejor camino que debe trazar la universidad.

Al parecer las movilizaciones organizadas por grupos de estudiantes dispersos continuarán en la semana, finalmente lo ideal sería que el movimiento estudiantil responda a un único pedido general de Reforma Universitaria, en la que propuestas como el que las autoridades sean elegidas mediante voto universal, mayores recursos para la investigación y la promoción cultural y conformación de mecanismos de democracia directa en la universidad, empiecen a generan mayor participación y compromiso de parte de la mayoría de estudiantes universitarios. Así la Reforma Universitaria se constituye en una política necesaria para buscar ese nuevo país o el cumplimiento de la promesa peruana de la que hablaba el maestro Basadre.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL