ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_MAYO_12_Lunes
Diario: EL TIEMPO
Pág. 03 Actualidad

AMPLIAR IMAGEN

Asegura decano de la Facultad de Arquitectura de la UNP
Falta de convicción y mezquindad impiden desarrollo de obras

No hay semana que las obras municipales y regionales no nos sorprendan porque han caído en un círculo vicioso. Descubrir que los proyectos han sido clonados, determinar que los expedientes fueron elaborados de manera deficiente, suspender la continuidad de una obra de gestión a gestión, denunciar un boicot en la realización de obras, son ya “el pan de cada día” en Piura. El asunto es que no existen obras de envergadura que ayuden a la solución de viejos problemas. Para David Choquehuanca, decano de la Facultad de Arquitectura de la UNP, el problema radica en la falta de convicción y en la mezquindad política.

¿Cómo salir de ese círculo vicioso en el que están las obras de Piura?
Existen muchas formas de salir de ese círculo. Sin embargo, creo que podemos aprender de municipalidades vecinas, como por ejemplo, la de Trujillo que está invitando a los Colegios de Ingenieros y Arquitectos para que patrocinen concursos de proyectos a nivel nacional. Se trata lógicamente de proyectos de gran envergadura como la terminal terrestre. La presencia de los Colegios Profesionales ayuda mucho porque el Colegio no pondrá en riesgo su reputación y enviará a sus mejores profesionales a que sean partícipes de una manera transparente.

¿Ésta participación profesional tendría que ser sólo para los grandes proyectos?
Principalmente para los grandes proyectos y la misma planificación de la ciudad que tendría que ser con concurso de todos los Colegios Públicos, cada uno puede aportar desde su campo.

¿Qué faltaría entonces?
Creo que voluntad para que realicen los convenios y que sus procesos sean más transparentes, más técnicos. Allí se excluye la parte política y sólo se centran en la parte técnica, por lo menos en la etapa primordial que es la elaboración de proyectos. La ejecución de obras no tendría tampoco que ser un tema político sino la administración de recursos y eso lo puede utilizar cualquier empresa.

¿Cree que no hay voluntad o que hay intereses que impiden que lo técnico prime?
Nos preocupa la falta de convicción que existe entre una gestión municipal (o regional) y otra. Siempre existe una mezquindad en no reconocer o valorar o, por lo menos, rescatar lo bueno que comenzó o planteó la anterior gestión.

En Piura eso ha ocurrido por ejemplo, con el camal, el mercado Las Capullanas, los multicines municipales, el malecón en Castilla.

Pero los técnicos de las nuevas gestiones dicen hasta el cansancio: “Las obras están mal planteadas, se tienen que suspender” y simplemente allí se deja todo en compás de espera.
Se habla de posibles problemas o malos planteamientos en las obras, pero para solucionarlos dejan pasar siente y ocho años y el problema sigue igual, cuando eso sucede a todas luces lo que prima es la demagogia sobre la parte técnica porque por ejemplo, en el caso del matadero frigorífico hay una desidia en levantar este tema, lo mismo pasó con los multicines, con el mercado Las Capullanas y otras obras. Creo que lo correcto es hacer “un corte” como sucede en Contabilidad y uno dice hasta acá es una gestión, de aquí para adelante nosotros lo mejoraremos. La cosa es no paralizar si no continuar lo que falta.

¿Esa demagogia, esa mezquindad es posible en Piura porque está amparada en algo?
Sí, así es. Lo que ocurre es que no tenemos planes a mediano y corto plazo porque si existieran ellos prevalecerían y no tendríamos que dudar si un proyecto es válido o no es válido y se puede continuar. Podríamos tener en cambio una continuidad entre gestión y gestión e ir haciendo proyecto tras proyecto o un proyecto por etapas, en diferentes gestiones. Piura no ha cambiado absolutamente en nada en cuestión de planificación, desarrollo y construcción de obras de servicio a la ciudad. Mientras otros como Trujillo y Chiclayo tienen una intervención urbana de mayor modernidad y solvencia, acá no. Desde hace 50 años seguimos hablando de los mismos problemas: las zonas inundables, los puentes que hacen falta en determinados lugares, el mercado que no funciona, la ausencia de un terminal, etc.

LA CIUDAD PIERDE DINERO

El hecho de tener una obra paralizada por años provoca su depreciación, ¿eso no es hacer perder dinero a propósito?

Sí, así es. Las construcciones que se dejan paralizadas, abandonadas por años, desde el punto de vista de arquitectura e ingeniería, tienen una depreciación natural, el asunto es que como no tenemos continuidad entre una gestión y otra vamos perdiendo dinero y no se solucionan los problemas de fondo de la ciudad.

Desde su perspectiva como arquitecto ¿la Municipalidad de Piura tendría que tener como prioridad el preocuparse por las obras que están inconclusas?
Sí, porque si no se hace, los grandes problemas de la ciudad se mantienen pendientes y no nos dejan avanzar. Por ejemplo, tenemos un mercado central que es un atentado contra la salud pública y deberíamos “extirparlo” porque si no lo hacemos no vamos a solucionar el problema de fondo. Qué se ha hecho hasta la fecha al respecto. Nada concreto, nada grande que ayude a solucionar este gran problema.

El principal argumento entre gestión y gestión es : No avanzamos la obra, no damos porque al proyecto porque los perfiles o el proyecto mismo está elaborado, mal planteado, pero desde el punto de vista técnico ¿Hay cuestiones que son insalvables en arquitectura e ingeniería?
Todo se puede mejorar o solucionar, el asunto es que pesa más la mezquindad política que impide reconocer que ya se está avanzando en el camino de la construcción de algo. Por ejemplo, ocurrió con los multicines que se destruyeron porque estaban, supuestamente, mal ejecutados. Eso no sólo TENÍA SOLUCIÓN TÉCNICA, también garantizada una rentabilidad económica. La mejor prueba es que luego vino la empresa privada e invirtió en ese tema y ganó. En ingeniería y arquitectura, siempre hay soluciones técnicas para corregir o mejorar.

El ejemplo de Trujillo
Trujillo acaba de hacer una licitación nacional para el proyecto de la terminal terrestre. David Choquehuanca fue designado por el Colegio de Arquitectos para participar. Según dice Los Colegios Profesionales pueden con su capacidad profesional aportar en la elaboración de las bases, elaboración de proyectos y lógicamente la sociedad civil en su tarea fiscalizadora. Todo esto acaba de ocurrir en Trujillo y ha dado buenos resultados. Algo que en Piura se podría imitar…

En Trujillo, explica David Choquehuanca, en la gestión municipal pasada hubo controversias sobre el tipo de gestión que se necesitaba para administrar la terminal terrestre, se ha adoptado por un sistema municipal que bien podría ser rentable.

Decidido eso, la Municipalidad de Trujillo hizo un convenio con los Colegios de Arquitectos e Ingenieros para que patrocinaran un concurso público a nivel nacional con el propósito de que intervengan las mejores propuestas y ellos tener la pauta inicial. Allí hubo criterios netamente técnicos y el político quedó de lado. Eso permitió evaluarse los proyectos y la Municipalidad lanzará una convocatoria para un concurso oferta o concurso primero para hacer primero el expediente y luego hacer la obra.


David Choquehuanca.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL