ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_MAYO_26_Lunes
Diario: CORREO
Pág. 06 Locales

AMPLIAR IMAGEN

Unepinos ¿Hasta cuándo la corrupción?

La Columna
Armando Burneo Seminario


Soy ex alumno de la Universidad Nacional de Piura a mucha honra. En mi tiempo, allá por 1972, las dirigencias estudiantiles defendíamos con pasión y hasta con exageración nuestras ideas y posiciones políticas.

Nuestra universidad no tenía en aquel entonces los dispendiosos recursos del Canon Petrolero y su presupuesto diminuto era utilizado honestamente y nos sobraba energía moral para salir a las calles a reclamar lo que considerábamos justo señalábamos lo podrido y deshonesto. Lo que no sucede hoy.

Nosotros sentimos a la UNP como legítima conquista de todos los  piuranos pero hay quienes la han convertido -para nuestra indignación y rabia- en un botín para el robo y descarado enriquecimiento personal. No hay explicación razonable cómo la sobrevaloración de los cuatro módulos de servicios higiénicos en donde un metro cuadrado de construcción (loseta, cemento y  sanitarios) cuesta más que en la residencia más opulenta en cualquier parte de nuestro país... la ratería es evidente.

La universidad no es y no debe ser un casino de sinvergüenzas  dedicados al reparto de beneficios deshonestos. La universidad no puede ni debe ser un negocio descarado de compra de conciencias estudiantiles, en donde los vicios de los peces gordos son imitados por los pequeños.

Esta universidad costó sangre, sudor y lágrimas a los obreros y a los legítimos representantes parlamentarios de Piura.
No podemos permitir que se desprestigie por el robo, la inmoralidad, la falta de transparencia en los exámenes, la sobre valoración de sus adquisiciones, el nepotismo y el manoseo de ese  grupillo de sinvergüenzas harto conocidos que hace lo quiere en la universidad.

Cuando la inmoralidad se apoltrona en nuestras instituciones no es suficiente la indignación sino la denuncia para que los órganos de control y la propia Contraloría de la República y el propio Congreso cumplan sus rol fiscalizador y se sancione a las últimas consecuencias. No permitamos que en la universidad más antigua de Piura se diga que los exámenes admisión son un negocio mafioso con nombre propio.

No permitamos que se oculte la información sobre cada sol que se gasta y se invierte. La Ley de Transparencia es muy clara en este aspecto, pero en la UNP se incumple. No es posible que dos pericotes arrinconados por la presión de la opinión pública oculten el festín de las ratas.

No nos vengan a engañar con informes en los que las claves que transmiten por celular, cuando el problema de fondo es la corrupción ante la que estudiantes y docentes deben asumir una actitud de señalamiento público y deslinde. Los tumores cancerosos y las gusaneras putrefactas, para recobrar la salud, se curan con bisturí y se cicatrizan con el cauterio, aunque duela. ¡Esto es lo que hay que hacer! Que esperamos, parlamentarios, profesores, ex alumnos y alumnos no olvidemos que el quedarse callado nos hace cómplices.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL