ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_JUNIO_09_Lunes
Diario: CORREO
Pág. 05 Política

AMPLIAR IMAGEN

A propósito de unas declaraciones

La Columna
Armando Burneo Seminario

El pasado 30 de mayo, el decano del Colegio de Abogados y catedrático de la Universidad Nacional de Piura, el abogado Manuel Antonio Rosas Córdova, declaro al diario “La República”, mostrando su preocupación, por la proliferación de filiales de universidades particulares que generan una sobrepoblación de profesionales del Derecho.

Así mismo, imputa a las universidades particulares falta de rigurosidad en los exámenes  de admisión para las facultades de Derecho. También sostiene que: “Para cambiar esta problemática se debe verificar la solvencia profesional de los catedráticos. Y es que se necesita estar bien preparados para poder impartir los conocimientos de la ciencia jurídica y formar profesionales de un buen nivel académico”, indicó el abogado Rosas.

Pobre y desolador es el contraste con la realidad. Las trafas, negociados e inmoralidades se producen en su mismo centro de enseñanza. ¿Qué enseñó el decano y profesor al respecto? ¿Qué dijo o qué dejó de decir? ¿En qué medio se pronunció sobre estos asuntos mafiosos como el examen con venta de claves, la sobre valoración de obras verificables a la vista? ¿Tiene autoridad moral para pronunciarse tal como lo ha hecho? Nada le impide que lo haga pero no lo hizo. De haberlo hecho sería un ejemplo de decoro. El silencio intencionado tiene precio. La concesión “chi cheñó” es parte de una vieja y descarada manera de dejar pasar las cosas. Y de esa manoseada práctica local que dice: “Yo te condecoro tu me condecoras. Así nos condecoramos todos”.

Es cierto que se necesita ciencia y paciencia para formar abogados probos no de esos que juegan a dos cachetes. El problema de fondo no es sólo de conocimientos, sino de moral y ética. De valores que se aprenden en el hogar, en el colegio, en la propia universidad y se aplican durante toda la vida. Abundan abogados, pero de la especie “camaleones” expertos en cambiar de piel, con tal de sobrevivir en el ejercicio de un cargo público, a pesar de haber estudiado por correspondencia.

Muchos se preguntarán por qué toco este tema. Les voy a responder. Soy ex alumno de la Universidad Nacional de Piura, a mucho orgullo, lo digo siempre. Soy también empresario y he podido constatar que una universidad de prestigio prestigia a sus alumnos. Y una universidad desprestigiada, por el contrario, los hace inelegibles para ocupar cargos en empresas públicas y privadas. Van en desventaja y esa realidad me indigna y me duele por todos aquellos que se queman las pestañas y pasan hambres para lograr una profesión. Tengo siempre el recuerdo de “Los Elefantes” de la primera promoción, un ejemplo a imitar. Cuando el Campus de la UNP, no existía siquiera como proyecto, ni nadie se enriqueciera de los escasos recursos con los que se contaba; ellos demostraron que las lecciones aprendidas de sus “Maestros” son difíciles de olvidar.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL