ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2008_JUNIO_09_Lunes
Diario: CORREO
Pág. 10 Locales

AMPLIAR IMAGEN

El mal momento de la UNP

Sentido Común
Guillermo Nole Panta

Los hechos dolosos que han ocurrido en la UNP recientemente han sumido al ente académico y de investigación científica estatal de Piura en el peor momento de su existencia institucional en lo que concierne a responsabilidad y solvencia moral desde que fuera creada en 1964.

El descrédito involucra a directivos, docentes, administrativos y estudiantes por no haber estado a la altura de las circunstancias, que hoy más que nunca exigen un compromiso serio y responsable consigo mismo, la institución y la patria que cifra sus esperanzas en la capacidad y calidad moral de sus ciudadanos.

Que todos los miembros que laboran en la casa superior de estudios no necesariamente están implicados en las ilegalidades denunciadas por los medios de comunicación, es verdad. Pero dice el adagio popular “los justos pagan por los pecadores”.

Es lamentable que el personal docente que no tiene nada que ver con el asunto de las columnas y el chantaje sexual para aprobar alumnas o facilitar el ingreso de los postulantes a la universidad, sientan que su trabajo basado en el ideal de formar profesionales competentes para construir un Perú diferente se esté tomando estéril por obra y gracia de quienes han convertido a la UNP como “la gallina de los huevos de oro” para satisfacer apetitos personales y de grupo sin importarles la reputación personal y el prestigio institucional.

Quienes han mancillado su honorabilidad y el de la universidad por haber caído en las garras de la corrupción, tal vez pretendan “justificar” sus fechorías arguyendo que:

  1. Cuando se gana sólo para subsistir, no se puede exigir honestidad todo el tiempo.
  2. Estómago vacío tiene oídos sordos.
  3. Nada se consigue con ser honesto o que,
  4. Si los de “arriba” lo hacen, ¿por qué no lo podemos hacer nosotros?

Todas estas máximas se conjugan para que en la UNP, como ocurre también en otras reparticiones del Estado, haya una “motivación” por formar parte de la podredumbre, porque es la que mejores “dividendos” reporta, ya que si formo parte de los incorruptos me quedaré solo como “Quijote en medio del desierto” y condenado a vivir en la indigencia, aunque con dignidad y mi conciencia tranquila.

Superar este mal momento no será tarea fácil para la comunidad laboral y estudiantil de la UNP. Se necesitará empezar de cero realizando un trabajo arduo que con actitudes y resultados positivos a la vista le devuelvan la credibilidad y la fama que antaño tuvo la primera universidad fiscal de Piura. El cambio de mentalidad de las autoridades, catedráticos y alumnos será fundamental para lograrlo.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL