ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA.
2008_JULIO_03_Jueves.
Diario: CORREO
Pág. 02 Política.

AMPLIAR IMAGEN

¿Quiénes son y serán los responsables de la crisis en la UNP?

LA COLUMNA
Segundo Dioses Zárate
Facultad de Economía – UNP
(sedizar@yahoo.es)

Se dice que el Estado nunca quiebra. ¿Y una universidad pública podrá quebrar? En el caso de una universidad particular cano cualquier empresa privada, su quiebra, en el sentido legal, se presenta cuando "no puede pagar sus cuentas o cuando sus obligaciones sobrepasan el valor justo de sus activos".

En cualquiera de estas situaciones una empresa puede ser declarada legalmente quebrada.
El primer responsable de esta quiebra será el gerente o administrador -rector y vicerrector en el caso de universidades-, y de aquellos que percibiendo la quiebra por el aprovechamiento ilícito del gerente no hicieron nada. Las consecuencias son obvias personas que se quedan sin empleo familias que entran en crisis (falta de alimentos, educación salud, etc.).

Todos estos efectos negativos, y tanta gente perjudicada sólo por la responsabilidad de gente desvergonzada. En el caso de una universidad pública es posible que las razones de su quiebra no sean las mismas, pero la sociedad puede percibirla quebrada toda vez que no cumple con los fines y objetivos para los cuales fue creada tal corno lo señala la Ley Universitaria: “las universidades se rigen en su actividad por el principio de la búsqueda de la verdad, la afirmación de los valores y el servido a la comunidad". El motivo inicial de la quiebra no será económica pero si moral, sin embargo, los efectos negativos serán los mismos que en el caso de la privada.

Tal como son los hechos sobre la corrupción que hay dentro de nuestra alma rnáter -una que otra autoridad sale a justificar o minimizar las denuncias, pero ninguna a desmentir-, la sociedad puede declarar su quiebra moral. ¿Quiénes son y serán los responsables? Evidentemente no sólo los actuales culpables de esta crisis (la mayoría de sus autoridades y funcionarios de esta gestión 2005 – 2010), sino todos aquellos que tienen el poder de la ley y la obligación de intervenir para evitar le sigan haciendo más daño: el Poder Judicial, la Defensoría del Pueblo, la Contraloría, el Congreso, etc.

También están las directivas de los sindicatos de docentes, de trabajadores, centros federados, y nosotros, docentes, alumnos y administrativos, que con nuestra indiferencia y pasividad, no asumimos el derecho de defenderla, y permitimos que unos cuantos irresponsables la dirijan como si fuera su parcela, solamente porque escuchamos decir “los trapos sucios se lavan en casa" o "no busquen protagonismo", o ''qué Intereses personales tienen" o "se la dan de moralistas".

La autoridad, funcionado, dirigente sindical, docente, administrativo o alumno que no se da cuenta o no se siente afectado por la quiebra moral de la institución o es indiferente e insensible a lo que sucede, o simplemente es un beneficiario más de los actos de corrupción.
Todos estamos de paso en la UNP y no es justo, ni ético, ni leal, que traicionemos a quien nos antecedieron y forjaron la UNP. Tampoco es justo que las próximas generaciones no se sientan orgullosas de llegar a ella. Por lo menos levantemos nuestra protesta, como lo hacen casi a diario distinguidos ex alumnos y asociaciones de ex alumnos, y corno lo hicimos oportunamente la mayoría de docentes de la Facultad de Economía.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL