ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2009_ENERO_08_Jueves
Diario: CORREO
Pág. ZZ
 

AMPLIAR IMAGEN

Llamen a los bomberos

Opinión

Por ahí he leído que unos ilustres visitantes nos han venido a descubrir. Son tan sabios y experimentados que a pocas horas de pisar estas tierras ya se dieron cuenta que los piuranos somos unos resignados, que estamos dormidos, pasivos, conformistas, y que nos mecemos en la hamaca. Pero eso no es todo, también nos han "revelado" que los periodistas tenemos poca libertad porque "estamos sometidos a los intereses de los dueños de los medios". 

En otras palabras, que llamen a los bomberos porque estos ilustres visitantes ya anuncian que van a incendiar la pradera. Qué bien, qué buenas noticias, que comiencen por hurgar en las alcantarillas de la corrupción de la Universidad Nacional de Piura, con cuya rotativa imprimirán las páginas que despertarán de nuestro veraniego letargo a los piuranos.

Hace algunas semanas, vi por YouTube (porque ese canal de tv no trasmite en Piura) la charla entre dos viejos saurios del periodismo limeño. Patética sesión en la que ambos se arrojaban pétalos de rosas para recordar viejas faenas, de aquellas donde el macho es héroe porque la mayoría son cobardes.

Entonces pensé: Dios mío, guárdame un poquito de sabiduría y lucidez para que, cuando el peso de los años comience a dejarse sentir en mi pensamiento, sepa retirarme a tiempo, antes de comenzar a trasmitir y contagiar el pesimismo senil, rencores y odios apolillados.

Los ilustres visitantes, estos y los otros, los que no conocen el temperamento del piurano pero se creen en la obligación de saberlo todo, confunden la idiosincrasia local con la cojudez, creen que el espíritu belicoso de los puneños o huancaínos, los que desconfían hasta de su propia sombra, es el patrón de la conducta humana.

Ante este calor aplastante, el piurano aprecia y necesita el viento fresco de la tarde, los trozos helados de una raspadilla, las palabras optimistas y el aliento de una realidad prometedora. Piura mira para adelante, no pierde el tiempo en rencillas infructuosas, en intrigas de desconfianza, en recelos subalternos. Piura tiene un espíritu joven, no senil.

¿Así que quieren incendiar la pradera? Comiencen por contar la historia de la rotativa del ex diario Visión y la forma cómo llegó a la UNP.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL