ARCHIVO DE NOTICIAS: UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA
PIURA
2009_MARZO_28_Sábado
Diario: EL TIEMPO
Pág. 02 Editorial

AMPLIAR IMAGEN

EL ESTUDIANTE “INVESTIGADOR”

GIULIANA SANTIAGO MORE

Uno de los fines de la universidad es fomentar la investigación científica y tecnológica en cada una de sus formas. Esta faceta de la visa universitaria se constituye en la esencia misma de las intencionalidades formativas, ya sea enseñando a investigar en contextos institucionalizados (centros de investigación) o también procurando a través de las diferentes asignaturas la lectura analítica de investigaciones.

Ambos aspectos son vitales e importantes a fin de que el alumno se familiarice con el hábito profesional caracterizado por asumir decisiones sobre la base de teorías científicas. Y es ahí, donde se plantea una de las diferencias sociológicas entre un profesional y un técnico. Los dos conocen el cómo hacer, pero el primero asume además por qué (fundamentos). Eso le permite entonces generar soluciones creativas y pertinentes ante cualquier problema que se le presente. En este caso, la solución creativa supone una base teórica sólida y debidamente actualizada.

Lamentablemente, lo que encontramos en la actualidad plantea un reto para los docentes universitarios, al encontrarse frente a estudiantes poco familiarizados con la investigación. Los jóvenes se resisten a iniciarse e involucrarse en ella a pesar de que la formación profesional lo requiere. En el peor d ellos casos, se engañan a sí mismos haciendo un trabajo fácil con herramientas tecnológicas mal utilizadas, y dejando de lado por completo a los libros.

Es claro que para una universidad, no es la intención conseguir que todos los alumnos se conviertan en investigadores. Pero si interesa que sus estudiantes asuman que investigar es una cualidad indispensable para todo profesional, no solo para quienes están interesados en alcanzar la excelencia, sino de forma especial para quienes quieren servir mejor a la sociedad.

Por eso, hay que empezar por enseñarle al alumno a investigar. Si nos centramos en el aspecto que tiene que ver con la lectura analítica y critica de investigaciones, debemos considerar que cada uno de los docentes universitarios es responsable de cristalizar esa intencionalidad.

¿Cómo hacerlos? Hay que empezar por ejercer una docencia debidamente actualizada. Ello implica incluir entre los materiales de lectura un conjunto de investigaciones recientes a fin de que los estudiantes entren en contacto con las últimas realizaciones en un determinado campo. Esto implica acercar también al alumno a la tecnología, una preocupación constante para los docentes por la poca seriedad del estudiante.

Es innegable que Internet es el medio por excelencia para ceder a una gran cantidad de investigaciones y producciones intelectuales de gran valía para los estudiantes. Hoy en día existen miles de revistas que solamente se publican en formatos electrónicos. También, varias entidades publican en sus web lo mejor de sus producciones intelectuales, Eso el estudiante debe aprovecharlo.

Eso llega a otro punto. Con Internet, la información está al alcance de todas las personas.in embargo, para los alumnos esa producción científica es muy difícil de comprender. Él tiene claras habilidades intelectuales orientadas en la búsqueda de información, pero aún no sabe seleccionarla y darle un uso confiable. Menos logra asimilarla.

Los jóvenes presentan sus trabajos con información rica, es verdad, pero que no comprenden. A veces sólo “cortan” y “pegan” sin entender la esencia de lo que han investigado. Ese es un problema grave que limita la labor de los docentes. Ellos afirman que han trabajado, pero no asumen que la investigación va más allá de presentar copias e impresiones.

Hay que lograr que la investigación no sea un término aburrido. Hay que enseñarles a los estudiantes a aprovechar lo que tienen., a comprender la información, a verla como algo que les ayudara a ser mejores.

El éxito de los alumnos depende de impartir una catedra preocupada por finalizarlo con la literatura científica y tecnológica. Eso exige al menos dos cualidades: a) mostrar al alumno una actitud favorable hacia la actualización constante vía la lectura de investigaciones (y de hecho motivar el estudio de las CC.SS., La Filosofía, el Arte, etc.); y b) motivar a los alumnos para que a lo largo de toda su formación usen Internet como una fuentes de información válida, pertinente y oportuna. Hacerlo mes difícil, pero de esta manera se formará en ellos un hábito profesional para mantenerse al día y enterados por todo lo que acontece en su campo.

 

DESCARGAR PDF DESCARGAR WORD
 
SUBIR
ACCESO PRINCIPAL